Correpasillos para niños

Correpasillos para niños

¡El juguete más divertido para los más pequeñines de la casa!

Los correpasillos para niños son un clásico de los juguetes para los niños más pequeños entre 1-3 años.

Los correpasillos infantiles son ideales para los niños que empiezan a andar o que aún no lo han hecho. Es la manera más divertida y cómoda de desplazarse de un lugar a otro. Tanto dentro de casa, como al aire libre, son ideales para pasar un rato divertido y agradable.

correpasillos-para-ninos2

¡A los niños les encanta y se lo pasan pipa!

Los papás pueden pasear a sus hijos – en los correpasillos para niños – ya que la mayoría incluyen un soporte para manejar este divertido juguete. Aunque lo ideal es que los peques se puedan manejar, por sí mismos, con los correpasillos, y de este modo, ser más independientes.

En las tiendas de juguetes, podemos encontrar los correpasillos de toda la vida (no eléctricos) en los que los peques se impulsan con sus piernas para moverse. ¿Quién no ha tenido uno en su infancia? Podemos asegurar que… ¡todos!

Asimismo, podemos encontrar también correpasillos eléctricos infantiles, en los cuales los chavales solo tienen que dirigir el volante para ir hacia un lado u otro.

Una de las cualidades que más gusta de estos juguetes infantiles es que podemos encontrar un sinfín de modelos y formas distintas. Podemos encontrar motos y coches, motos y coches famosos de marcas como BMW, Mercedes, Audi, Ford Ranger…, coches y motos de los personajes de dibujos o ficción que más les gusta a nuestros hijos… y así, una infinidad de posibilidades. Por supuesto, de distintas formas y colores para complacer el gusto de todos los niños.

¡Descubre algunas razones para regalar correpasillos para niños!

correpasillos-para-ninos

Razones para regalar correpasillos para niños a nuestros hijos

Los correpasillos para niños son perfectos para los peques entre 1-3 años. Están pensados, especialmente, para motivarles a andar y desarrollar sus habilidades básicas y psicomotrices a través de un sencillo juego: ir de un lado a otro de casa.

Además, los correpasillos eléctricos para niños incluyen sonidos y melodías que consiguen captar aún más la atención de nuestros peques.

Desarrollan su coordinación y su equilibrio

Sin querer, trabajan su equilibrio y coordinación, ya que al corretear de un lugar a otro tienen que aprender a mantenerse en pie y erguidos. Este juguete es ideal para ejercitar sus músculos y así mismo fortalecer sus articulaciones.

correpasillos-para-ninos3

Mejoran su postura y aprender a andar de forma correcta

Una de las misiones principales – de los correpasillos para niños – es que ayudan a los peques a andar de forma correcta y corregir su postura al caminar. Muchos de estos correpasillos incluyen un respaldo – como si fuese una silla – y así ayudar a que tengan la espalda recta y derecha. Además, al tener que impulsarse con los pies, los correpasillos hacen que aprendan a andar y correr sin esfuerzo mientras se divierten.

Les ayuda a ser más independientes

Como ya comentábamos, los correpasillos para niños ayudan a los peques a ser más independientes y a tomar decisiones por si mismos.

Algo que parece tan sencillo para nosotros, los adultos, para ellos es toda una aventura y un reto. Por ejemplo, deben decidir si ir hacia la izquierda o derecha, decidir a dónde ir (lugar de la casa), si hacer marcha atrás, etc.

Los correpasillos infantiles consiguen, sin querer, que sean más críticos y a buscar soluciones a los pequeños “problemas” u obstáculos que se les puedan presentar en su camino.

¡Los correpasillos eléctricos para niños son un regalo ideal para nuestros pequeñines!

Redes sociales