Motos eléctricas para niños

Motos eléctricas para niños

Como todos saben, los coches eléctricos para niños fueron los primeros en abrir el camino en esto de los juguetes electrónicos, en los que los niños y niñas se pueden montar en sus propios vehículos. Después llegarían las motos eléctricas para niños.

Los chavales pasaron de teledirigirlos, con un mando a distancia, a poder pasearse en ellos. Quién lo hubiese imaginado, ¿verdad?

Al tener tanto éxito estos coches a batería para niños, los fabricantes de juguetes, como ATAA Cars, apostaron por sacar también motos eléctricas infantiles.

La cuestión fue: si habían tenido existo los coches eléctricos infantiles, ¿no lo iban a tener las motos? La repuesta fue sí. Fue tal éxito que tuvieron que, junto a los coches, lideran el puesto número 1 entre los juguetes favoritos de los peques.

Cada vez más, los fabricantes y diseñadores apuestan por sacar más modelos de motos con estilos diferentes. Teniendo así, un gran abanico de estilos y colores dónde elegir.

Aunque parezca mentira, hay infinidad de niños y niñas a los que les encantan las motos. Hay más peques moteros de lo que nos pensamos. A muchos, el interés por las dos ruedas les viene de pequeñitos, porque sus papás y mamás son unos auténticos apasionados de las motos y claro, a los niños/as les encanta hacer lo mismo que hacen sus padres.

Pero también hay muchos a los que simplemente les pica más la curiosidad por las motos que los coches. Como luego dicen, en gustos no hay nada escrito

Características de las motos eléctricas para niños

Al igual que en los coches a batería para niños, existen motos eléctricas infantiles de 6v, 12v y también de 24v y 36v, para niños más grandes. Dependiendo de la edad se aconseja un voltaje u otro, teniendo en cuenta la edad, tamaño, etc.

  • Las motos eléctricas para niños 6v están dirigidas al público más menudo, entre 2-5 años. Estas motos tienen menos potencia. Con ellas, los niños se sentirán más seguros y tranquilos.
  • Las motos eléctricas para niños 12v, por el contrario, están recomendadas para niños más grandes, entre 4-8 años. Tienen más potencia y fuerza que las motos de 6v.

Es importante tener en cuenta que lo anterior es orientativo, al igual que en los coches, y que depende de cada niño y niña. Algunos están preparados para más velocidad que otros. Esto será clave a la hora de escoger una moto u otra.

Por eso, todas las motos, tanto de 6v como de 12v, incorporan entre sus accesorios, ruedines de apoyo, para las primeras veces. Una vez que el niño/a coja confianza, se pueden quitar si ellos lo desean. O dejarlos como si fuese una bicicleta.

Al igual que los coches eléctricos para niños con mando, las motos eléctricas infantiles, también están equipadas con los mejores extras. Algunos de los más comunes son: música, sonidos de arranque real de moto, USB, llave real, asiento en piel, maletero, pintura metalizada, acelerador en el puño como en las motos de verdad, ruedas de goma….

Sin duda, las motos eléctricas para niños son también un gran regalo que hacerles a nuestros hijos/as. Las caras de ilusión al verlas no tienen precio y más aún si no se lo esperan.

Redes sociales